Sociable

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿ALGO MAS QUE AMIGOS?

Desde ya les lanzo la advertencia de que este post no habla de un caso que solo le pasa a la gente de 18 años (como casi todos los posts). Quise escribir acerca de algo que nos pasa a casi todos los chicos sin importar la edad, pero desde la perspectiva de un tipo de 18 (o sea yo).

El punto es el siguiente: tienes una amiga a la que adoras, es la amiga a la que le cuentas tus tristezas y alegrías, la conoces hace un buen tiempo, confías en ella y ella en ti, hay un cariño del tamaño del sol entre ustedes… y de pronto pasa por tu mente la siguiente pregunta: ¿deberíamos ser algo más que amigos?


Sucede que cada vez que la ves pasan un montón de tiempo juntos, se divierten harto y tus demás amigos ya se dieron cuenta de eso, entonces comienzan a molestarte. El típico “te veo bien” es dicho a diario y el “oye ya pues, ¿te gusta no?” se hace pan de cada día, entonces, tu pequeña mente, que ya se había planteado esta pregunta antes (sin admitirlo) comienza a preguntarse con más fuerza: ¿será que me gusta? Usualmente se pasa por 2 etapas hasta este momento:

- Etapa de negación: Explicas hasta el cansancio que es tu amiga y que por eso la quieres un montón y fuera de eso no pasa nada porque tu respetas la amistad y todo el floro que puedas meter para que te dejen de molestar.
- Etapa de negación con aceptación interna: Sigues con el mismo floro de la etapa anterior pero sin embargo aquí ya estás admitiendo para ti mismo que sí te gusta. Esta etapa usualmente termina teniendo como respuesta a las preguntas (de si te gusta o no) un no sé.

¿Pero cuál sería el problema de que tu amiga te guste? De plano, ninguno. Sería la mujer perfecta, habría confianza, conocería tus defectos pero (siempre hay un pero, qué fastidio)… a los 18 ya tienes una clasificación y ves a cada chica de distinto modo, es así que tu amiga es aquella a la que jamás le harías daño y no dejarías que esté con algún imbécil que le pueda romper el corazón, pero sabes muy internamente que tú podrías ser ese imbécil. Entonces haces tu balance de los pro y los contra de que pase algo entre tu amiga y tú. Desde mi visión va más o menos así.

A favor:
-La confianza es la base de toda relación (por lo menos eso dicen), así que si surge un problema podrían resolverlo y evitarían por ejemplo los celos sin sentido.
-Tu amiga no sería tan maldita de romperte el corazón, si se da cuenta que quieres algo con ella te mandaría señales para que no te lances y así te salvaría.
- Si estás con tu amiga sabrías qué cosas son las que le molestan y así te ahorrarías un montón de problemas.

En contra:
-Ya que te conoce bastante bien porque le has confiado tu vida, sabe tus errores, tus andadas y lo perro que podrías haber llegado a ser. Posiblemente esto le pueda dar miedo.
-Si por alguna razón te dice que no, la amistad se vería (por lo menos) un poco dañada.
-Si están y las cosas van mal dile adiós a tu linda amistad

De cualquier forma, sean 3 o mil las razones a favor o en contra, es aquí que surge la pregunta. ¿Qué hacer? Obviamente no tengo la menor idea, pero estoy casi seguro de que los días y semanas que uno se pasa pensando la respuesta, al final se reducen al segundo en que la miras a los ojos y en un impulso tomas tu decisión.

P.d.: “No es que me pase a mí…”

Véase en: http://blogs.elcomercio.pe/tengo18/2009/07/algo-mas-que-amigos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada